• Print
close
Breaking news

Todos los que tenemos alojamiento compartido hemos tenido a veces la necesidad d...read more

Ejercicios Físicos para oficinistas

Las personas que, como yo, pasamos muchas horas sentadas trabajando frente a un ordenador sufrimos dolores de cuello, espalda, cintura, muñecas y otros lugares que podrían resolverse realizando pequeños ejercicios físicos no solo para evitar dolores musculares si no también para mantener estable nuestro rendimiento intelectual ya que estar incomodo en la silla hace que perdamos mas tiempo moviéndonos en la silla sin hacer nada.

Muchas veces no tenemos tiempo para salir ( o en muchas ocasiones, sin ganas) para estirar los músculos y nos pasamos hasta cinco, seis y hasta doce horas en la silla, entre tiempo en casa y trabajo.

Hay algunos ejercicios que puedes realizar sin levantarse de la silla, si buscamos en el experto en la materia (Sant Google) aqui teneis un pequeño listado , ejercicios faciles y sencillos que podeis hacer en menos de un minuto para estirar.

Imagen 1

1. Pasarse muchas horas sentado provoca que el abdomen baje ligeramente, para mantenerlo firme hay un ejercicio que puede inconsciente que consiste en contraer el ombligo hacia dentro y levemente hacia arribaLa espalda debe estar recta y sin tensión, moviendo solo el abdomen, no la espalda.

Intenta mantenerlo así constantemente y llegará un punto en el que conseguirás hacerlo de forma inconsciente.

 

 

Imagen 2

2. Un ejercicio conocido y que haremos muchos es el, con la espalda recta, entrelazar los brazos hacia delante con las palmas hacia ti. Manten la posición 10, 20 segundos hasta sentir el omoplato.

Imagen 3

Después, sin levantarse de la silla, estira también parte de la espalda hacia delante y relaja la cabeza dejando que caiga un poco.

Siguiendo con el mismo ejercicio eleva los brazos por encima de la cabeza intentando llegar lo mas alto posible. Esta postura va muy bien para hombros cansados o caídos. Intenta que la espalda no se curve.

Imagen 4

 

3. Otro ejercicio que descomprime los discos de la columna, para ello debes estirar un brazo hacia arriba y el otro hacia abajo como en la figura.

Es importante mantener la respiración sin entre-cortarla, ya que entonces no se aprovecha correctamente el ejercicio.

4. Cruza la pierna izquierda y presiona levemente el costado de la rodilla con la palma de la mano derecha, mientras giras suavemente el hombro hacia atrás. Debes permanecer 10 segundos en esta posición. Repite después con la pierna y el hombro derecho.

Imagen 5

5. Otro ejercicio para estirar y tonificar, ayuda a relajar los músculos en momentos de mucha tensión. Para ello entrecruza los dedos de las manos y llévalos detrás de la espalda. Con el mentón mirando hacia el techo procurando estirar bien la espalda.

6. El siguiente ejercicio nos ayudará a combatir el dolor lumbar. Coloca las palmas de las manos sobre la parte baja de tu espalda, en la zona de las caderas con los dedos hacia abajo. Repite esta posición dos veces por brazo e intenta mantenerla unos 15 segundos.

7. Coloca la mano izquierda en el hombro derecho y gira hacia la izquierda la cabeza. Mantén unos 15 segundos la postura, realizala en los dos brazos.

8. No podemos olvidarnos de mover un poco las piernas, este ejercio ejercitará las rodillas además de aligerar la tensión de las caderas. Levanta un pie hasta colocarlo encima de la rodilla opuesta. Si es necesario, ayúdate agarrando los dedos del pie con una mano. Repite con el otro pie y mantén la posición al menos 15 segundos.

9. Un poco más de movimiento para los miembros inferiores. Siéntate en el borde de la silla y estira completamente la pierna derecha de manera que únicamente el talón toque el suelo. Suavemente, dobla el pie hacia atrás de forma que quede debajo de la silla. Volver a la postura inicial y repetir con la otra pierna. Si tienes suficiente espacio, puedes elevar la pantorrilla extendiendo la rodilla hasta que quede recta y repetir alternando una y otra pierna varias veces.

10. Por último, y para relajarte por completo, intenta hacer este ejercicio con los ojos cerrados.

Con la espalda recta y los brazos estirados, inclínate lentamente hacia abajo y hacia arriba. Después, húndete entre las piernas, lentamente y siente cómo se relaja cada vértebra. Respira profundamente…y disfruta de unos segundos de paz.

 

Etiquetas:

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Story Page

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies